martes, 10 de noviembre de 2009

Reseña "Just Ask: Integrating Accessibility Throughout Design"

Portada: Just Ask

En este artículo voy a resumir los puntos esenciales del libro "Just Ask: Integrating Accessibility Throughout Design" de Shawn Lawton Henry (2007), el cual está disponible en versión online en español ("Simplemente pregunta: Integración de la accesibilidad en el diseño").

El libro trata sobre los fundamentos de la inclusión de la accesibilidad en los procesos de Diseño Centrado en el Usuario (UCD).

Este libro es recomendado como guía de referencia por la WAI.

Matizan, como también se hace a menudo a lo largo del libro, que incluir a las personas con discapacidad en la evaluación reporta muchos beneficios pero no determina por sí mismo si un sitio es accesible, siempre debe combinarse con la evaluación conforme a las WCAG.

Principios básicos

Contexto: Accesibilidad en el Diseño Centrado en el Usuario

En este capítulo se introducen los conceptos básicos de accesibilidad, usabilidad y DCU.

El objetivo de incorporar la accesibilidad al Diseño Centrado en el Usuario es seguir un "proceso de creación de productos (dispositivos, entornos, sistemas y procesos) que sean usables para personas cuyas capacidades estén dentro del segmento más amplio posible y que se encuentren en situaciones (entornos, condiciones y circunstancias) dentro del espectro más amplio posible, siempre y cuando sea práctico desde el punto de vista comercial".

El proceso de Diseño Centrado en el Usuario se divide en tres fases principales: análisis, diseño y evaluación.

El DCU es un proceso para diseñar productos usables y la accesibilidad de los interfaces de usuario puede considerarse un subgrupo dentro de la usabilidad. Por tanto, se deduce que los diseñadores pueden utilizar el DCU para diseñar productos que sean accesibles. En la práctica, las técnicas de diseño accesible encajan bien con los procesos de DCU ya establecidos.

Después de añadir y adaptar algunos aspectos, los equipos de diseño pueden utilizar las prácticas típicas del DCU para centrar el diseño en la accesibilidad. Integrar la accesibilidad al DCU significa que los diseñadores deben tener en cuenta la muestra de usuarios y situaciones más amplia posible.

Análisis

Es la primera fase de un proceso de DCU.

Ten cuidado y no des por sentado que los comentarios de una persona con discapacidad se pueden aplicar a todas las personas con discapacidad. Una persona que tenga una discapacidad no tiene por qué saber necesariamente cómo van a interactuar otras personas con su misma discapacidad con esos productos, ni tiene por qué saber lo suficiente sobre otras discapacidades como para poder proporcionar consejos válidos sobre otros problemas de accesibilidad.

En este apartado se aborda cómo tener en cuenta los aspectos relacionados con la accesibilidad en la definición de perfiles de grupos de usuarios, en la creación de personajes y en la creación de escenarios.

Diseño

Es la segunda fase de un proceso de DCU.

Los diseñadores de productos a los que se les exige que cumplan con unos estándares de accesibilidad específicos suelen pasar directamente a la parte técnica del estándar sin llegar a entender los problemas de accesibilidad. Intentar cumplir con los estándares de accesibilidad sin entender qué es la accesibilidad no es sólo frustrante, sino que no da resultado.

[...]

Usar estándares y pautas te ayudará a garantizar que se tienen en consideración todos los problemas de accesibilidad y contar con la colaboración de personas con discapacidad te ayudará a abordarlos de una forma eficiente y eficaz.

[...]

Evaluar prototipos iniciales te ayudará a validar ciertos aspectos del diseño que funcionan correctamente y a encontrar barreras potenciales de accesibilidad en un momento en el que todavía es relativamente fácil y poco costoso arreglarlas.

Evaluación

Es la tercera fase de un proceso de DCU.

La evaluación de la accesibilidad suele verse limitada a la comprobación de la conformidad con los estándares de accesibilidad.

La conformidad con estos estándares es importante: en algunos casos es un requisito legal y en otros es sólo una buena forma de comprobar que se han tenido en cuenta, adecuadamente, todos los problemas de accesibilidad.

Sin embargo, cuando se presta atención solamente a los aspectos técnicos de la accesibilidad, el factor de la interacción humana puede llegar a perderse. Los métodos de evaluación de la usabilidad pueden comprobar la accesibilidad usable para garantizar que tus soluciones de accesibilidad son usables para las personas con discapacidad.

Técnicas de filtrado

Las técnicas de filtrado implican la utilización de estrategias de adaptación, dispositivos de ayuda y tecnologías de apoyo.

Por ejemplo, que un diseñador de software apague su monitor y utilice un lector de pantalla para interactuar con su aplicación o que un especialista en usabilidad utilice un puntero bucal o desenchufe su ratón para hacerse una idea de cómo de usable es su producto para las personas que no puede usar los brazos o las manos.

Las técnicas de filtrado no son simulaciones de discapacidades. Es probable que a las personas con discapacidad les resulte más fácil utilizar el producto que a las personas que estén utilizando técnicas de filtrado.

Se utilizan porque son fáciles, rápidas y económicas y identifican problemas potenciales de diseño en la fase inicial, lo que evita altos costes de rediseño y retrasos en el proceso.

Por ejemplo en "Preliminary Review of Web Sites for Accessibility" de la WAI se citan determinadas técnicas de filtrado.

Planificación de las pruebas de usabilidad

Los cuatro grupos más habituales de discapacidades (visuales, auditivas, físicas y cognitivas) no son suficientes para categorizar las características de los participantes en un estudio de usabilidad, debido a la diversidad que existe dentro de cada categoría (la discapacidad puede ser temporal o permanente, puede haber nacidocon ella o no, pueden usar diferentes tecnologías de apoyo, etc.).

Por otra parte, el número de participantes con discapacidad que forman parte de una prueba de usabilidad concreta suele estar determinado por los limitados recursos de un proyecto.

Teniendo en cuenta estas dos variables, el autor nos da una serie de consejos sobre la selección de las personas, siendo importante recalcar que hay que evitar cometer el error de pensar que un participante los representa a todos.

Cómo completemento proporciona un Formulario de selección de participantes que se utiliza para determinar si un participante potencial encaja con las características de usuario definidas en el protocolo de la prueba de usabilidad

A la hora de decidir dónde se realizan las pruebas de usabilidad es importante tener en cuenta las tecnologías de apoyo, por ejemplo puede que los participantes no sepan cómo configurar las tecnologías de apoyo en tu laboratorio para poder trabajar, porque están acostumbrados a que funcionen de una forma determinada en sus sistemas.

También es importante planificar el tiempo y los descansos en base a las características de cada discapacidad.

Preparación de las pruebas de usabilidad

En este capítulo se dan muchos consejos prácticos para la preparación de las pruebas (instalaciones, materiales, etc.)

Realización de las pruebas de usabilidad

En este capítulo se abordan las cuestiones que permitirán realizar con éxito las pruebas (acondicionamiento de la sala, orientación del participante, recogida de datos, etc.)

Elaboración de informes

Para analizar los datos y realizar informes sobre un estudio de usabilidad que ha contado con participantes con discapacidad, hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Distinguir entre los problemas de usabilidad (es decir, que influyen a todos los usuarios por igual, independientemente de sus características) y de accesibilidad (es decir, reducen el acceso de las personas con discapacidad a un producto).
  • Incluir parámetros relevantes del estudio, por ejemplo las estrategias de adaptación y tecnologías de apoyo que utiliza cada usuario y su experiencia con productos similares.
  • Tener cuidado con las categoriaciones y las comparaciones, especialmente si la amplitud del muestreo es pequeño.
  • Elaborar conclusiones claras. Hay que dejar claro qué afirma el informe y qué no. Por ejempplo, unos resultados positivos en las pruebas de usabilidad no garantizan que el producto sea accesible para todas las personas con discapacidad, ni que cumpla los estándares de accesibilidad.
  • Utilizar un lenguaje apropiado para referirse a las personas con y sin discapacidad.

Lista de verificación para las pruebas de usabilidad

Este apartado es muy útil porque resume todos los puntos tratados en los capítulos referidos a la fase de Evaluación en una checklist.

Recursos

Artículos relacionados:

0 comentarios :
Publicar un comentario en la entrada