jueves, 22 de octubre de 2015

Requisitos de Usuario para la Accesibilidad de los Medios Audiovisuales. Documento del W3C y checklist.

El objetivo de este artículo es divulgar el documento del W3C: "Media Accessibility User Requirements".

Este documento repasa los requisitos de accesibilidad que deben cumplir los contenidos audiovisuales para cubrir las necesidades de las personas con discapacidad.

Explica los diferentes tipos de contenidos alternativos que se pueden ofrecer, a quiénes benefician y los requisitos que deben cumplir; recoge asimismo los que debería cumplir el sistema, abarcando el proceso de producción o los agentes de usuario (y que por tanto tiene que ver con los navegadores, los productos de apoyo o los reproductores multimedia).

Es un documento íntimamente relacionado con las WCAG y las UAAG, por ello, al final del documento tenemos una checklist con todos los requisitos donde, entre otras cosas, se indica si están relacionados con criterios de conformidad de las WCAG y las UAAG.

Hay que tener en cuenta que está todavía en fase borrador de trabajo, se lleva trabajando en él desde el año 2012. Actualmente la última versión es Editor Draft del 09 de octubre de 2015, y es en la que me voy a basar para presentarlo y resumirlo. Iré actualizando el artículo a medida que el documento evolucione.

Estructura del documento

El documento está estructurado fundamentalmente en cuatro grandes apartados:

  • Resumen de los requisitos de accesibilidad de los medios audiovisuales por tipo de discapacidad.

    En este apartado se proporciona una introducción a las necesidades de los usuarios con discapacidad (ceguera, baja visión, daltonismo, sordera, problemas de audición, sordoceguera, discapacidad física y discapacidad cognitiva) en relación con el contenido audiovisual.

  • Tecnologías para proporcionar contenido alternativo.

    En esta sección se explican los diferentes tipos de contenidos alternativos que se pueden proporcionar para ayudar a los usuarios con una discapacidad sensorial a acceder al contenido audiovisual. Por cada uno de ellos se incluye un listado de los requisitos que deben satisfacer en el contexto de un desarrollo HTML5 (pero no se entra en aspectos técnicos o de desarrollo concretos).

  • Requisitos del sistema

    En este apartado se explica cómo las tecnologías para proporcionar contenido alternativo al vídeo y audio encajan en el panorama más amplio de la accesibilidad, tanto técnicamente, desde de un punto de vista del agente de usuario (y que por tanto tiene que ver con los navegadores, los productos de apoyo o los reproductores multimedia) como desde un punto de vista del proceso de producción. Por ello, los requisitos listados en este apartado están en su mayoría más relacionados con las UAAG que con las WCAG.

  • Checklist "Requisitos de Usuario para la Accesibilidad de los Medios Audiovisuales"

    Este es un apartado muy útil porque recoge la checklist con todos los requisitos listados en el documento.

    La checklist está en formato tabla, con una fila para cada requisito y diversas columnas para indicar:

    • su categorización respecto a la tecnología (si ya está en la especificación de HTML 5, si es un nuevo requisito de la especificación, etc.)
    • su relación con criterios de conformidad de las WCAG y las UAAG. Cuando se incluye el signo "+" se está indicando que el requisito de este documento se define con más precisión que en las WCAG o en las UAAG. De hecho, el grupo de trabajo de las UAAG (se está trabajando en las UAAG 2.0 actualmente) ha indicado que revisarán algunos de sus requisitos en base a esta checklist.
    • su prioridad (Must, Should o May)

    Esta checklist se puede consultar también individualmente en la wiki del W3C Media Accessibility Checklist

Resumen de los requisitos de accesibilidad de los medios audiovisuales por tipo de discapacidad

En este apartado se proporciona una introducción a las necesidades de los usuarios con discapacidad para poder percibir, interactuar y comprender los contenidos audiovisuales.

Para una información más amplia sobre cómo las personas con discapacidad interactúan con el contenido web recomienda el documento imprescindible del W3C: How People with Disabilities Use the Web.

Ceguera

Las personas ciegas no pueden acceder a la información visual presente en los vídeos, los controles de los reproductores o los indicadores de estado. Por ello necesitan que la información se presente de forma alternativa mediante texto o audio.

Hay que tener en cuenta que las personas ciegas utilizan un lector de pantalla y/o una línea braille, por tanto necesitan que los medios audiovisuales sean operables cuando se utilizan estos productos de apoyo.

Baja visión

Las personas con baja visión, en función de su capacidad visual, puede ser que tengan problemas específicos, como dificultad para discriminar la información de primer plano de la información de fondo, para discriminar colores, o les pueden deslumbrar los contenidos muy brillantes.

Por otra parte, quizás no puedan reaccionar rápidamente a la información que se presenta en pantalla durante un tiempo limitado. Pueden tener un ángulo de visión estrecho que no les permita detectar la información clave presentada temporalmente si no están mirando en esa dirección, o si el texto se está moviendo o desplazando.

Estas personas utilizarán probablemente un magnificador de pantalla, así que solo estarán viendo una parte de la pantalla, por ello se debe poder gestionar el contenido audiovisual a través de su producto de apoyo.

Las personas con baja visión pueden tener dificultad para leer el texto demasiado pequeño, con poco contraste, con un determinado tipo de fuente o con efectos. Por otra parte, si el texto es una imagen, se verá pixelada al ampliarse.

Pueden estar utilizando un producto de apoyo que modifique los colores, por ejemplo que los invierta, de modo que los contenidos audiovisuales deben ser visibles también en este contexto.

Por último, los usuarios con baja visión a menudo se benefician también de los textos e instrucciones que algunas veces los autores ocultan visualmente (por ejemplo colocándolos fuera de pantalla) dirigidos a los usuarios de lector de pantalla o línea braille.

Percepción del color

Las personas con problemas en la percepción del color (daltonismo) pueden tener dificultades para discriminar entre diferentes colores, o pueden perderse información clave cuando la información se proporciona solo mediante el color, por ejemplo en los controles del audio/vídeo o en las superposiciones de texto.

Sordera

Las personas sordas no podrán escuchar el audio, por tanto será necesaria una alternativa, normalmente a través de subtítulos sincronizados y/o traducción en lengua de signos.

Problemas de audición

Las personas con problemas de audición podrían no ser capaces de discriminar cierto tipo de sonidos, y por tanto pueden perderse información presente en el audio si tiene frecuencias que no pueden oír, o bien a causa del ruido de fondo o la distorsión.

También pueden perderse información si el audio es demasiado bajo o de mala calidad, o si las personas hablan demasiado rápido y no se puede reproducir el audio más lento.

La información que se presenta mediante audio multicanal puede no ser percibida por las personas sordas de un oído.

Por último, las personas con un implante coclear pueden no tener problemas con el volumen del audio, pero la comprensión puede ser difícil si la experiencia multimedia es abrumadora.

Sordoceguera

Según su nivel de ceguera y sordera, las personas sordociegas podrían necesitar: subtítulos y la posibilidad de ampliarlos; cambiar a colores de alto contraste (u otra combinación de colores); subtítulos y/o descripción del vídeo expuestos por su producto de apoyo; o una transcripción que cada usuario pueda leer a su ritmo, es decir, que no esté basada en el tiempo.

Discapacidad física

Algunas personas con discapacidad física, como aquellas con un control muscular limitado (temblores, falta de coordinación, parálisis), con dolor que les impida el movimiento o con la falta de alguna extremidad, no podrán utilizar el teclado o el ratón para interactuar con el contenido y los controles.

El reproductor de los contenidos audiovisuales tiene que poder ser operable solo con el teclado (sin ratón), lo cual incluye el acceso a todos los controles y métodos de selección del contenido alternativo.

Discapacidad cognitiva

Autismo, dislexia, discalculia, trastorno de déficit de atención, problemas de memoria, ... la extensa gama de condiciones que abarca hace que los requisitos de accesibilidad también varíen ampliamente.

Algunas personas podrán procesar la información auditiva mejor que la lectura del texto, por tanto, la información que se presenta como texto embebido en el vídeo también deberá estar disponible como descripciones de audio.

Otras personas pueden necesitar reducir las distracciones o flashes en las presentaciones de vídeo.

En general, la experiencia multimedia para las personas con trastornos del espectro autista debe ser personalizable y estar bien diseñada para no resultar abrumadora.

Se debe tener cuidado en presentar la experiencia multimedia focalizada en el propósito del contenido y proporcionar alternativas al contenido de una manera clara y concisa.

Tecnologías para proporcionar contenido alternativo

En esta sección se explican los diferentes tipos de contenidos alternativos que se pueden proporcionar para ayudar a los usuarios con una discapacidad sensorial a acceder al contenido audiovisual. Por cada uno de ellos se incluye un listado de los requisitos que deben satisfacer en el contexto de un desarrollo HTML5 (pero no se entra en aspectos técnicos o de desarrollo concretos).

Audiodescripción

Una audiodescripción contiene una narración descriptiva de los elementos visuales clave para hacerlos accesibles a las personas ciegas o con una discapacidad visual. Se incluyen acciones, vestuario, gestos, cambios de escena o cualquier otra información visual relevante que alguien que no puede ver la pantalla podría perderse.

Las audiodescripciones son grabaciones de audio que se insertan en las pausas naturales del mismo, aunque a veces pueden oscurecer brevemente la pista de audio principal (ir a audiodescripción ampliada).

Pueden ser de dos tipos:

  • Abiertas, se fusionan con la pista de audio y no pueden ser desactivadas por el usuario.
  • Cerradas, el usuario puede activarlas o desactivarlas. Puede ser una pista separada, puede estar programada para reproducirse en puntos específicos de la línea de tiempo y en paralelo con la pista de audio principal.

Algunas descripciones pueden ser entregadas como un canal de audio independiente que se mezcla en el reproductor. Otra opción es tener una pista de "texto a voz" generada por ordenador, que se trata en la siguiente sección (ir a audiodescripciones en formato texto).

Las audiodescripciones no solo benefician a las personas ciegas o con problemas de visión. Por ejemplo, pueden beneficiar a los estudiantes que lidian con materiales o conceptos difíciles, puesto que la audiodescripción puede dar información complementaria acerca de lo que se está viendo en pantalla (la estructura de una ecuación, la complejidad de una pintura, etc.).

Hay programas de televisión y salas de cine de EEUU (y otros países) que ofrecen audiodescripciones. Las regulaciones en EEUU y Europa se están centrando cada vez más en ellas, en especial en el ámbito de la televisión, lo que refleja su importancia para las personas con discapacidad visual.

La tecnología necesaria para crear y ofrecer audiodescripciones es sencilla, pero es necesario que los reproductores sean compatibles con varios canales de audio.

Hay que tener en cuenta que las descripciones también podrán después proporcionarse en formato texto para que puedan ser indexadas y ser susceptibles de búsquedas.

El apartado termina con el listado de los 13 requisitos. Se pueden consultar en la tabla resumen (que como ya hemos comentado, incluye su relación con las WCAG y las UAAG): Media Accessibility Checklist.

Audiodescripciones en formato texto

Cuando la audiodescripción se proporciona en formato texto, en vez de en formato voz grabada, se presentan unos requisitos específicos.

Las audiodescripciones en formato texto (TVDs) se entregan al cliente como texto y son renderizadas localmente por los productos de apoyo (lector de pantalla o línea braille). Los ficheros de texto se proporcionan como archivos de texto que contienen los tiempos de comienzo de cada descripción. Las ventajas son que el usuario de lector de pantalla puede tener un control total sobre la voz, la velocidad del habla u otras opciones.

Sin embargo, como consecuencia de todo ello, no podemos saber cuánto tardará en leerlo el lector de pantalla (el usuario ha podido ralentizar o acelerar la voz respecto a lo que hemos estimado; o la descripción de una escena complicada puede requerir más tiempo), y por tanto no sabemos si oscurecerá el audio principal u otra descripción.

Por otra parte, las personas con baja visión también pueden beneficiarse de tener acceso a la audiodescripción en texto.

El apartado termina con el listado de 5 requisitos (Media Accessibility Checklist).

Audiodescripciones ampliadas

Las audiodescripciones se suelen introducir en las pausas naturales del diálogo o la narración. Pero en algunos casos no hay tiempo suficiente. Las audiodescripciones ampliadas (EVD) trabajan pausando el vídeo y el audio en momentos clave para reproducir la audiodescripción extensa, y una vez que termina reanudan la reproducción.

Las audiodescripciones ampliadas benefician por ejemplo a las personas con el síndrome de Asperger u otras personas con trastornos del espectro autista, ya que en ellas se puede explicar conexiones entre la causa y el efecto, se puede señalar lo que es más importante, o explicar los estados de ánimo.

En este caso se incluye un listado de 3 requisitos (Media Accessibility Checklist).

Clean audio

Un desarrollo relativamente reciente en la accesibilidad en televisión es el concepto de "audio limpio", que aprovecha el audio multicanal.

Beneficia especialmente a las personas con problemas de audición. Consiste en aislar el canal de audio que contiene los diálogos o la información relevante que así puede amplificarse (o modificarse de otro modo), mientras que los canales que tienen la música o los sonidos ambientales pueden atenuarse. Esto permite usar filtros y adaptar el audio a las necesidades del usuario, ya que la pérdida de audición es típicamente dependiente de la frecuencia.

Se listan 4 requisitos (Media Accessibility Checklist).

La mayoría de los usuarios están familiarizados con el avance rápido y el rebobinado en el contenido audiovisual. Sin embargo, esta manera de explorar el contenido, basada en el tiempo, es bastante ineficaz y perjudica especialmente a las personas con discapacidad.

Afortunadamente, la mayoría de los contenidos tienen una estructura (los audiolibros tienen capítulos, las películas actos y escenas, los programas de televisión secciones, etc.). Un marcado adecuado puede exponer su estructura en los controles para avanzar y rebobinar.

Sin embargo, una navegación efectiva por la jerarquía de su estructura requeriría un control adicional que no suele estar disponible en los reproductores multimedia actuales. Este mecanismo (que llaman "granularity-level control") permitiría al usuario ajustar el nivel de granularidad aplicado a los controles "siguiente" y "anterior". La personalización sería necesaria porque puede ser muy engorroso acceder a todos los nodos de la jerarquía o insatisfactorio acceder solo a los del nivel superior de la jerarquía.

Se ponen varios ejemplos. Uno de ellos es el de un telediario. Las grandes secciones serían noticias, tiempo o deportes. El segundo nivel serían las noticias individuales de cada sección. Si dispusieras de este "granularity-level control" podrías ajustar el nivel de granularidad de los controles "siguiente" y "anterior" para saltar de sección en sección, o de noticia en noticia.

A continuación se habla de la navegación a través de contenidos auxiliares, como anuncios, resúmenes de noticias, notas al pie de un libro, etc. que interrumpen el "programa" primario, y que el usuario puede querer saltarlos (o tal vez ir directamente a ellos).

Se listan para terminar 10 requisitos (Media Accessibility Checklist).

Subtítulos

Para las personas sordas o con problemas de audición, los subtítulos son la principal alternativa al audio.

A diferencia de los subtítulos para personas cuyo idioma no es el del contenido, el subtitulado para sordos (captioning) no solo debe transcribir el diálogo o la narración, sino también la información importante como efectos de sonido, risas, etc., y debe estar en el mismo idioma que la pista de audio principal.

Los subtítulos pueden ser cerrados, es decir, pueden ser activados o desactivados por el usuario; o abiertos, que están siempre visibles, fusionados con la pista de vídeo y no pueden desactivarse.

Aunque lo ideal es que sea una transcripción literal del audio, a veces se editan por adecuarlos, por ejemplo, a la velocidad de lectura. Si se editan debería indicarse y debería proporcionarse una versión textual completa.

No es estrictamente necesario que el texto del subtítulo coincida con el movimiento de la boca, a veces pueden adelantarse o extender un poco.

Cuando hablan varias personas, en el texto de los subtítulos se debe distinguir a los oradores, por ejemplo indicando el nombre de la persona ("Ana:") antes del texto que representa lo que dice en el audio.

Los subtítulos también son muy útiles para que los clientes de bares, gimnasios, etc. sigan el programa en la televisión (yo añadiría que también para las personas que por el contexto no pueden activar o escuchar el audio y/o no tienen auriculares) o para las personas que no dominan el idioma. Por otra parte, los subtítulos tienen capacidad de búsqueda, lo que permite localizar un vídeo o un punto exacto del mismo.

Se listan por último 28 requisitos para que los formatos de subtítulos (Media Accessibility Checklist).

Subtítulos enriquecidos

Pueden tenerse varias pistas de subtítulos, por ejemplo uno adecuado para cada rango de edad.

Los subtítulos también pueden enriquecerse con más información, por ejemplo con un glosario (podría ser un enlace que pausa el contenido principal y permite acceso al material explicativo). Proporcionar información relevante adicional permite mejorar la comprensión de los elementos esenciales tanto para los usuarios de productos de apoyo como para las personas con dificultad en la lectura.

En este caso son 5 los requisitos que se listan (Media Accessibility Checklist).

Interpretación en lengua de signos

La lengua de signos no es universal, por tanto debe adecuarse a la audiencia. Es importante que la cara, los brazos, manos y gestos corporales se vean claramente, con suficiente resolución para que sean legibles. Por otra parte es preferible una persona que un avatar animado, al menos por el momento.

Igual que los subtítulos, pueden ser abiertos (siempre visibles) o cerrados (se puede activar/desactivar su visualización).

No todos los dispositivos podrán manejar múltiples flujos de vídeo, así que este debería ser un requisito del navegador. En las situaciones en las que no se soporte, por ejemplo en dispositivos móviles, los autores podrían ofrecer dos versiones, una de ellas con la interpretación en lengua de signos insertada en el vídeo. La selección de diferentes pistas de lengua de signos se haría de la misma manera que se manejan diferentes subtítulos.

Se listan 5 requisitos (Media Accessibility Checklist).

Transcripciones

Hay personas a las que no les es posible o les resulta difícil seguir los subtítulos sincronizados, como las personas sordociegas, las personas con problemas cognitivos o con dificultad en la lectura. Incluso las personas que sí pueden seguirlos podrían perderse información al dividir la atención entre lo que ocurre en pantalla y el texto de los subtítulos.

Por tanto, la transcripción completa ayuda a las personas con diferentes necesidades y no es un sustituto de los subtítulos. La transcripción se puede presentar simultáneamente con el contenido audiovisual, pero debería estar también disponible independientemente.

El contenido que se incluye en la transcripción es tanto el de los subtítulos como el de la audiodescripción (y las opciones interactivas si tiene), y es por tanto una representación completa del material.

Se listan 3 requisitos (Media Accessibility Checklist).

Requisitos del sistema

En este apartado se explica cómo las tecnologías para proporcionar contenido alternativo al vídeo y audio encajan en el panorama más amplio de la accesibilidad, tanto técnicamente desde de un punto de vista del agente de usuario (y que por tanto tiene que ver con los navegadores, los productos de apoyo o los reproductores multimedia) como desde un punto de vista del proceso de producción.

Por ello, los requisitos listados en este apartado (se pueden consultar en Media Accessibility Checklist) están en su mayoría más relacionados con las UAAG que con las WCAG.

Acceso a los controles y menús interactivos

Todas las posibilidades de interacción deben estar disponibles para todos los usuarios. Por tanto deben ser independientes del dispositivo de entrada (teclado, ratón, habla, etc.) y ser expuestas a los productos de apoyo. Las posibilidades de interacción deben ser lo suficientemente ricas para un control detallado de la reproducción del contenido.

Se incluyen 6 requisitos.

Control del nivel de granularidad para la navegación por la estructura del contenido

Como se explicó en Navegación por el contenido a través de la estructura del contenido los usuarios deben ser capaces de establecer el rango o alcance de los controles "siguiente" y "anterior" en tiempo real, ajustando en qué nivel de la estructura del contenido quieren navegar con dichos controles.

Se incluyen 4 requisitos.

Modificación de la escala de tiempo

Por ejemplo en muchos reproductores de audiolibros, desde hace años, se puede acelerar o ralentizar la lectura del contenido sin alterar el tono del audio.

Se incluyen 5 requisitos.

Requisitos de la producción y los resultados

En este apartado se habla del desafío que supone la falta de un sistema universal de acceso, la convivencia de sistemas incompatibles, o la falta de formatos comunes que permita el intercambio de datos. Trata también de los recursos que se aportan por separado, pues los contenidos alternativos son a menudo creados por entidades diferentes a las que crean el contenido audiovisual, así como de las posibilidades de edición.

Se incluyen 4 requisitos.

Descubrimiento y activación/desactivación del contenido alternativo por parte del usuario

Se han descrito diferentes tipos de contenido alternativos que permitirán que las personas puedan percibir, interactuar y comprender el contenido audiovisual. Estas alternativas pueden ser parte del contenido, activarse o desactivarse o estar vinculadas al contenido original.

El usuario se enfrenta al reto de poder descubrir y reconocer que se proporcionan estos contenidos alternativos.

Se incluyen 9 requisitos.

Requisitos relativos a hacer que las propiedades estén disponibles para la API de accesibilidad

Los usuarios necesitan acceder a los contenidos, controlar su reproducción y activar las opciones de accesibilidad. Para que los agentes de usuario apoyen la API de accesibilidad implementada para una plataforma, los controles del reproductor tienen que exponer la información, en caso contrario hay que proporcionar la información en formatos alternativos.

Por ello la existencia de pistas de contenido alternativo debe ser expuesta al agente de usuario y la API de accesibilidad debe tener acceso a las mismas.

Se incluyen 3 requisitos.

Requisitos sobre el uso del visor de vídeo

El visor de vídeo juega un papel importante en lo que se refiere a los contenidos alternativos. Ofrece una caja delimitada para muchas de las alternativas que se ofrecen visualmente (subtítulos, lengua de signos, etc.), aunque no todas se basan en una ventana (como las transcripciones completas).

Hay que recordar que un tercio del vídeo será ocupado por el texto de los subtítulos. Los usuarios esperan encontrarlos en un lugar estándar y poder hacer movimientos oculares rápidos entre los mismos y el contenido del vídeo. Por tanto no se debe ocupar este espacio con otras cosas y se debe evitar la superposición con el contenido importante del vídeo.

Los requisitos de este apartado también hacen referencia a la relación entre el tamaño de la ventana de visualización, la posición de contenido audiovisual y la del contenido alternativo.

Por último se tratan las opciones de personalización por parte del usuario: del brillo y el contraste; de las características del texto (por ejemplo de los subtítulos) tamaño, color, etc.; o el ajuste del tamaño de visualización pero preservando la relación y evitando recortes.

Se incluyen 5 requisitos.

Requisitos sobre las pantallas secundarias y otros dispositivos

El término "second screen" hace referencia a que cuando vemos o consumimos contenido (por ejemplo en la televisión), la información contextual adicional o el propio contenido se puede visualizar en un dispositivo complementario (como una tablet o un móvil). Se llama "second screen" a pesar de que puede haber más de dos y a pesar de que no todos los dispositivos secundarios son pantallas de vídeo.

Hay que asumir que muchos usuarios tendrán un dispositivo de visualización adicional y/o un dispositivo de audio adicional (como unos auriculares) conectado al dispositivo de visualización principal. Por tanto debe ser posible configurar ciertos tipos de contenidos para su presentación en dispositivos específicos.

Se incluyen 7 requisitos.

Checklist de los Requisitos de Usuario para la Accesibilidad de los Medios Audiovisuales

Este es un apartado muy útil porque recoge la checklist con todos los requisitos listados en el documento.

La checklist está en formato tabla, con una fila para cada requisito y diversas columnas para indicar:

  • su categorización respecto a la tecnología (si ya está en la especificación de HTML 5, si es un nuevo requisito de la especificación, etc.)
  • su relación con criterios de conformidad de las WCAG y las UAAG. Cuando se incluye el signo "+" se está indicando que el requisito de este documento se define con más precisión que en las WCAG o en las UAAG. De hecho, el grupo de trabajo de las UAAG (se está trabajando en las UAAG 2.0 actualmente) ha indicado que revisarán algunos de sus requisitos en base a esta checklist.
  • su prioridad (Must, Should o May)

Esta checklist se puede consultar también individualmente en la wiki del W3C Media Accessibility Checklist

Artículos relacionados

0 comentarios :
Publicar un comentario en la entrada